Noticias

5 de Mayo de 2010

Visita de los alumnos de Ingeniería del Videojuego de ESNE Oviedo a Playlist exposición en la LABoral

LABoral Centro de Arte y Creación Industrial es un centro expositivo específicamente dedicado al arte, la ciencia, la tecnología y las industrias visuales avanzadas. Pero, además, es un lugar para la investigación, formación y producción artística y técnica y para la proyección de las nuevas formas de arte y creación industrial. Para llevar a cabo esos fines, LABoral se configura como un espacio de intercambio artístico con disciplinas diversas, un centro multidisciplinar e interdisciplinar y un entorno dinámico entre creador / obra / investigador / docente / audiencias. Orgánicamente, el centro depende de una Fundación cultural sin ánimo de lucro, integrada por empresas e instituciones, y constituida expresamente para hacer posible intelectual y financieramente esta institución. El proyecto ha sido auspiciado por el Gobierno del Principado de Asturias, impulsor de la rehabilitación de parte de las naves destinadas originariamente a talleres de la antigua Universidad Laboral de Gijón. La adecuación de estos 14.338 m² de espacio útil con que cuenta el centro ha supuesto una inversión superior a los 11 millones de euros.

La tradición industrial asturiana y la vocación de universalidad de sus gentes hacen de Asturias un lugar ideal para este singular espacio de intercambio artístico que en su actuación se propone fortalecer una alianza entre el arte, la industria y el desarrollo económico.

PLAYLIST

Debo renovar la forma ontológica de la música. Nam June Paik

Durante el siglo XX, la música a menudo funcionó como fuerza motriz de innovaciones fundamentales en las artes visuales y como punto de partida para muchos artistas. Sin olvidar el papel que desempeñó en el desarrollo del arte abstracto, fue sobre todo en la década de los sesenta cuando la música demostró ser un terreno abonado para nuevos enfoques, nuevas teorías, nuevas formas de arte y nuevas estéticas. El músico John Cage colaboró con artistas e ingenieros. La primera performance de la historia, el Acontecimiento Sin Título representado en 1952 en el Black Mountain College, fue un acontecimiento musical, como tantos otros de los eventos de Fluxus que tendrían lugar ya en la década de los sesenta. Es más, el movimiento Fluxus recurriría a la notación musical para sus singulares “partituras”. Pensar musicalmente fue lo que llevó a Umberto Eco a introducir, por vez primera, el concepto de “opera aperta”, y en la base misma del vídeo arte encontramos la manipulación de la señal electrónica, que Nam June Paik experimentó por primera vez con música.

Playlist es una exposición que aspira a explorar el papel desempeñado por la música en la adopción y manipulación, desde mediados de los noventa, de tecnologías digitales y analógicas obsoletas: vinilo, viejos ordenadores, plataformas de juegos y similares. Creemos, por una parte, que la cultura de la música electrónica ha sido clave en el desarrollo del arte medial low-tech y doméstico y, por otra, que, como en los inicios del vídeo arte, la manipulación del flujo digital arranca, principalmente, de la investigación musical.
El núcleo de Playlist lo ocupará la exploración del “movimiento 8bit”, surgido de la manipulación de tecnologías de juegos obsoletas para crear nuevos instrumentos con los que interpretar música. La exposición demostrará la necesidad de contemplar el retro game en las artes visuales como la manifestación de un fenómeno de índole fundamentalmente musical, que en unos cuantos años se ha extendido por el mundo a través de festivales y clubes, consiguiendo en ocasiones influir a grandes músicos establecidos; y que la investigación visual y la musical han evolucionado por caminos paralelos, en busca de sonidos y estéticas de baja resolución y de notas y colores sintéticos. Por vez primera, analizaremos el retro game a través del prisma de la producción y distribución musical, mostrando no sólo temas, sino también instrumentos, herramientas, softwares y hardwares, carátulas y gráficos, así como discografías, plataformas y comunidades. Con ello, conseguiremos que Playlist sea punto de partida de un archivo / colección de materiales generados por artistas y músicos, y un contexto relacional en donde los visitantes puedan practicar con herramientas producidas por artistas y participar en talleres, conferencias y performances improvisadas.
Pero además de todo eso, con Playlistintentaremos ofrecer un entorno, no necesariamente basado en el juego, para ese tipo de investigación, seleccionando aquellos proyectos y artistas que han sido fundamentales para la construcción del marco conceptual que ha hecho posible el desarrollo del retro game.