Factoría de Talento

21.07.2020

Sloowy, la primera startup de Beach Sharing de España

El auge de la economía colaborativa se ha extendido por muchos sectores en los últimos años. Proyectos inmobiliarios, de moda, alimentación o movilidad bajo la modalidad “sharing” se han consolidado en numerosos casos como grandes y exitosos modelos de negocio.

En 2020 llega el turno del Beach Sharing, un nuevo modelo de alquiler de mobiliario para ir a la playa que lanza Sloowy, la startup creada por Jose Juan Morante y Gonzalo Alonso, en cuyo lanzamiento han participado dos alumnos del Grado en Diseño de Producto, Marcos París y Lola Mayoral, a través de sus creaciones y diseños.

El concepto de Sloowy es tan revolucionario como sencillo: prestar un servicio de alquiler de sombrillas y sillas de playa aptas y atractivas para los usuarios que veranean en zonas de costa,
pudiendo acceder a estos imprescindibles del verano sin necesidad de comprar o transportarlos.

A través de una APP será posible alquilar las sombrillas y las sillas y devolverlas al finalizar la jornada para que otro usuario pueda hacer uso de ellas posteriormente. Tras el alquiler de cada persona, todo el material que ofrece Sloowy será desinfectado atendiendo a las normativas de sanidad para evitar cualquier tipo de contagio.

Dos alumnos de ESNE, responsables del diseño de las casetas donde se almacenarán las sillas y sombrillas de Sloowy

Los productos playeros se guardarán en unas casetas que han sido diseñadas por Lola Mayoral y Marcos París, alumnos del Grado en Diseño de Producto, como parte de su trabajo de fin de grado y de sus prácticas profesionales.

El diseño de esta plataforma tuvo su comienzo al inicio del curso 2019-2020. El proyecto pronto adoptó dos vertientes, una tenía que ver con el continente y otra con el contenido, pero necesariamente ambos proyectos debían estar conectados.

Lola Mayoral, alumna de 4º curso del Grado, decidió que el contenido de la caseta fuera el objetivo de su Trabajo de Fin de Grado. Es por ello que, pronto, comenzó a colaborar con Sloowy a la hora de definir un briefing que cumpliera con las expectativas marcadas. A partir de ahí llegaron diversas propuestas orientadas a sistemas de integración tumbona regulable- compactable con una atractiva sombrilla. Sloowy comprobó que los tiempos de fabricación industrial de estas piezas no eran compatibles con el lanzamiento en el verano de 2020 pero, sin embargo, las consideraron de tal interés, que se decidió que su desarrollo continuara con vistas.

La caseta (el continente del proyecto) fue el objeto del Trabajo de Prácticas Profesionales en la empresa Sloowy del alumno Marcos París. Su objetivo era crear un producto muy atractivo e industrializable para su estreno en Sanxenxo la primera semana de julio. Para ello Marcos París, junto con Lola Mayoral, asesoraron a Sloowy sobre los diseños y acabados de tumbonas y sombrillas existentes en el mercado y su “color & trim”.

En base a ellas, se diseñó una caseta de playa inteligente capaz de albergar un sistema rotativo interno de tumbonas y sombrillas, una pantalla dinámica y unas placas solares para que la caseta autónoma fuera también auto-gestionable, de forma que consiguiera la energía del sol, sin necesidad de ninguna fuente de energía adicional, siendo ésta de cero emisiones de contaminantes a la atmósfera.

Además, la caseta se ha diseñado de forma auto-portante, de manera que si alguna vez se cambia de ubicación, no dejará ningún rastro en el espacio, ya que evitan acometidas eléctricas, puntos de fijación de relevancia u obra civil asociada.

Un sistema de auto-descontaminación de virus

Durante el transcurso de su diseño y desarrollo llegó el confinamiento y ambos alumnos siguieron tele-trabajando. Esta circunstancia obligó a hacer algunos cambios, por ejemplo, a integrar un sistema de auto-descontaminación de virus y, por tanto, prever que los materiales resistieran esta humedad adicional.

Conviene destacar la importancia del reto de los materiales y su diseño pues el ámbito de la costa supone la mayor exigencia para un producto en un ámbito natural. Sobre todo en lo relativo a un rápido envejecimiento por acción del salitre, los rayos UVA y la alta humedad así como los fuertes vientos propios de muchas zonas costeras.

El diseño de la caseta buscaba, además de aportar valor y mejorar la experiencia de los usuarios, embellecer el entorno, incidiendo en la positiva sensación que supone sentirse de vacaciones o disfrutando de un ocio efímero pero intenso, en un contexto muy especial. Por este motivo el trabajo de empatía emocional, de color, texturas, gráfica corporativa e informativa aplicada, han supuesto todo un reto y es lo que hace a este proyecto tan especial.

Sanxenxo, la primera parada de Slowy

Sanxenxo, en la provincia de Pontevedra, será el primer enclave en el que se instale Sloowy, tras un acuerdo alcanzado con el ayuntamiento de la ciudad.

La ciudad está considerada uno de los destinos vacacionales más populares y concurridos de Galicia.