Factoría de Talento

27 de Marzo de 2017

No Pyramid’s Sky: estética arcade y carácter musical en un videojuego

Siempre ha tenido inquietudes artísticas, sobre todo en la música y el cine. Pero es en el mundo de los videojuegos donde ha encontrado su camino de expresión. Lo tuvo claro cuando abandonó la Ingeniería de Telecomunicaciones que estaba cursando para empezar el Grado en Diseño y Desarrollo de Videojuegos de ESNE y ahora, en 4º curso ya está preparando su segundo proyecto personal. Y es que teniendo de modelo aspiracional a autores como Terry Cavanagh, Toby Fox, Lucas Pope o Tim Rogers,  sueña con tener en el mercado sus propios videojuegos. Para ello trabaja cada día para ser un poco mejor que el anterior y no dejar de avanzar. Entrevistamos a Diego del Castillo para conocer un poco mejor No Pyramid’s Sky y Goodbye, los primeros juegos con el sello personal de este joven talento del videojuego.


¿En qué consiste No Pyramid’s Sky?

No Pyramid’s Sky es un videojuego arcade con estética vectorial y un marcado carácter musical donde el jugador tiene que evitar ser golpeado por una lluvia de meteoritos mientras escapa de un planeta condenado. Actualmente, existen 10 niveles distintos con varios desafíos, además de un modo de juego infinito en el que se puede competir con amigos, o el mundo entero, para conseguir la mejor puntuación.

 ¿Cómo surgió la idea de este videojuego?

Todo el proyecto surge de la participación en la Ludum Dare #36. Ésta es una Game Jam a nivel mundial donde se plantea desarrollar un juego de forma individual en un fin de semana relacionado con una temática que se hace pública el primer día de desarrollo. El tema elegido fue tecnología antigua, y, tras 15 horas de trabajo, desarrollé la primera versión de este juego.
Los días posteriores sirven para considerar los proyectos de otros participantes, así como conocer a otros desarrolladores, y fue aquí cuando recibí feedback bastante positivo y consideré la opción de adaptar el juego a dispositivos móviles incluyendo más contenido.

Foto de No Pyramid's Sky y Goodbye, creados por Diego Castillo

¿Para qué plataformas está disponible? ¿Cómo tienes pensado seguir su desarrollo y difusión?

Actualmente “No Pyramid’s Sky” está disponible para dispositivos móviles con sistema operativo Android a través de Google Play. A priori estoy aprovechando el trabajo aquí realizado para mejorar mis capacidades de distribución de juegos a través de los medios digitales. Además, estoy estudiando la posibilidad de participar en la iniciativa de Tizen “Mobile App Incentive Program” para juegos desarrollados con Unity 3D. Si el juego tiene una buena acogida me plantearé la posibilidad de desarrollar una versión para iOs y añadir más contenido.

¿Cuáles han sido los principales retos a los que te has enfrentado a la hora de diseñar y desarrollar este juego?

Realizar videojuegos es siempre un proceso muy costoso ya que interviene trabajo de campos tan dispares como son la programación, el diseño, el arte y la música entre otros. Es complicado desarrollar cada rama de forma independiente, y es más complicado todavía hacer que todos los elementos apunten en la misma dirección para transmitir una idea. Pero no es imposible, y con la componente de interacción que lleva implícita, el videojuego puede llegar a ser la gran forma de arte de nuestro tiempo.

logotipo de No Pyramids Sky

Me apasiona el videojuego por lo que puede llegar a ser, así que me propongo nuevas metas para seguir avanzando como desarrollador y poder hacer más y mejores juegos. Con “No Pyramid’s Sky” cumplí dos de ellas: la primera consiste en ser capaz de realizar una propuesta interesante en un tiempo limitado para una Game Jam, y la segunda en cerrar un proyecto de juego siendo capaz de desarrollar todos los aspectos de éste de forma satisfactoria.

¿Qué se encontrarán los usuarios que se descarguen el juego y para qué perfiles está pensado?

Todo el contenido está destinado a ser capaz de llevar a cabo una experiencia estética y entretenida. Sigue a menor escala la filosofía que Jonathan Blow llevó en su obra “Braid”, donde se busca un proyecto simple y compacto, cuyos elementos funcionen para un propósito conjunto sin contenido superfluo. El juego está pensado para que cualquier persona que desee jugar pueda pasar un buen rato. No hay límites de edad, necesidad de saber jugar a juegos semejantes, ni nada parecido.

Goodbye: una aventura conversacional experimental en primera persona para PC

Paralelamente, Diego Castillo está trabajando en el lanzamiento de su segundo proyecto: Goodbye. En esta ocasión, el alumno de 4º curso del Grado en Diseño y Desarrollo de Videojuegos, apuesta por una aventura conversacional experimental en primera persona para pc en la que cada partida es una iteración de la misma escena donde el jugador debe investigar el lugar y personajes del juego para ser capaz de descubrir qué está pasando.

imagen de Goodbye

¿A qué esperas para darle al play? >> Descarga Goodbye <<