Premios

23 de Octubre de 2017

Mención BID 2017 en la categoría Espacios e Interiorismo

El Proyecto Fin de Grado del alumni de Interiores Raúl Cadarso obtiene una Mención en el 7º Encuentro BID de Enseñanza y Diseño.

La Central de Diseño de Madrid vuelve a convertirse en el punto de encuentro de la comunidad Iberoamericana de Centros de Enseñanza de Diseño en el marco de la Bienal Iberoamericana de Diseño (BID). Un evento que cada edición plantea reuniones de trabajo y debates que presenten, cuestionen y analicen modelos de gestión y experiencias de procesos formativos de escuelas y universidades de diseño así como proyectos de investigación de posgrado y doctorado.

A su vez, quiere impulsar y promover iniciativas innovadoras de los jóvenes estudiantes a través de la Muestra de estudiantes, una plataforma que recoge los mejores trabajos de alumnos de diseño como resultado de una propuesta pedagógica y metodológica de aula o propuesta curricular. En este sentido, el proyecto Fin de Grado de Raúl Cadarso, alumni del Grado Universitario en Diseño de Interiores de ESNE, ha obtenido una Mención bid_est 2017 en la categoría Espacios e Interiorismo.

Así lo ha decidido el jurado de expertos conformado por Ruth Klotzel (Brasil), Ligia Lopes (Portugal), Daniel Wolkowicz (Argentina), Carlos Hinrichsen (Chile), Felipe Londoño (Colombia) y Flaviano Celaschi (Italia) además de nuestro consejo rector, autoridades y profesionales destacados del sector. Un galardón que el graduado en ESNE ha recogido esta mañana en la jornada inaugural  del 7º Encuentro BID por el Proyecto CLESA, trabajo que plantea la rehabilitación de la antigua fábrica mediante la propuesta de implantación  una necrópolis laica en la que las tumbas se sustituyen por vegetación.

Raúl Cadarso en la recogida del galardón junto a María Antón-Barco, Directora del Grado en Diseño de Interiores
Raúl Cadarso en la recogida del galardón junto a María Antón-Barco, Directora del Grado en Diseño de Interiores de ESNE.

Proyecto CLESA

Este Proyecto Fin de Grado plantea la rehabilitación de la antigua fábrica CLESA mediante la propuesta de implantación de nuevos usos. Enfrentarse a un edificio con una impronta arquitectónica como el de CLESA no es tarea fácil. Frente a manidas estrategias que promueven la conversión de este tipo de edificios en centros culturales, la propuesta es implantar una necrópolis laica en la que las tumbas se sustituyen por vegetación. Además, es capaz de poner en valor uno de los elementos más característicos del edificio: el uso de la luz, que bañará el nuevo jardín creando distintas zonas diferenciadas de enterramiento.