Noticias

10 de Abril de 2013

Laura Escribano, antigua alumna de ESNE y Graduada en Diseño de Interiores

Laura Escribano, madrileña de 26 años  es un ejemplo de “superviviente”, un término que prefiere al de emprendedora. Laura estudió la titulación propia Arquitectura de Interiores en el año 2009 y terminó su segunda titulación oficial, la carrera universitaria de Grado en Diseño de interiores en el año 2011 ambas en ESNE.

1-     ¿Por qué decidiste estudiar el Grado en Diseño de Interiores en ESNE?

En un principio  siempre quise estudiar diseño de moda y textil,  pero las circunstancias me hicieron estudiar escaparatismo y experimentar con el espacio en mis primeros trabajos profesionales. La inquietud me hizo moverme y decidí estudiar Diseño de Interiores para explorar otros campos de creatividad y técnicamente desarrollar más mis conocimientos.

2-     Estudiaste esta carrera universitaria pero estás trabajando diseñando vestuario escénico, ¿a qué se debe esta reorientación?

Durante mi ampliación de estudios cursando el Grado de Diseño de Interiores, el último año tuve una asignatura de especialidad llamada “Escenografía”. Al cursar esa asignatura se trató de forma superficial el diseño de vestuario, sobre el que, de forma personal investigué todo lo que pude. Me interesó tanto esa puerta profesional que no dudé en que ese era mi camino. A su vez, en el Proyecto Fin de Carrera tuve la fortuna de que mis profesores reorientaron la forma en la que presentar el proyecto; éramos alumnos  muy distintos, con sensibilidades diversas, y nos dieron la oportunidad de elegir hacia dónde  queríamos orientar nuestro proyecto. En este caso yo lo tuve muy claro, quería realizar una escenografía para una obra teatral y su vestuario. Gracias a esta implicación por parte de los profesores del Proyecto Fin de Carrera pude encaminar la que es ahora mi profesión,  al utilizar mi Proyecto Fin de Carrera como portafolio de presentación al salir de la Universidad conocí a muchos profesionales del sector y pude conseguir mi primer empleo.

3 – Parece que la Universidad jugó un papel decisivo, ¿cómo fue tu inicio en el mundo laboral?

Si, desde luego que la Universidad fue fundamental para lograr mi orientación en el campo laboral. Mis inicios fueron muy rápidos, ya que lo tenía muy claro.  Al salir de la Universidad cursé varios cursos de especialización en escenografía y vestuario  y empecé como asistente de  un escenógrafo. Más tarde presenté mi portafolio a la Universidad Politécnica de Moda para realizar un Master de Diseño de Vestuario Escénico, en el cual tuve la suerte de que me becaran. Al terminar la especialización empecé a realizar prácticas en cortometrajes de la mano de Clara Bilbao (Goya 2012 al mejor Vestuario).  Recuerdo que  fue duro, por lo mucho que se madruga para ir a un rodaje y lo intensos que son,  pero fue una experiencia inolvidable. A partir de ahí decidí formarme en un taller de confección especializado en vestuario, y comencé en el estudio/taller de diseño de vestuario para danza de Carmen Granell.  A su vez trabajé para diferentes compañías independientes de teatro y cortometrajes. Durante mi etapa formativa en el taller de Carmen,  tuve la oportunidad de trabajar en un proyecto de vestuario para la Compañía Nacional de Danza realizando los tutús y las casacas de todo el elenco que forma parte de la coreografía “Sonatas”, que el próximo día 14 de marzo se podrá ver en el Teatro Real, además de realizar mis primeros diseños en danza para coreógrafos de danza española. Actualmente compatibilizo mis proyectos de diseño de vestuario y escenografía con los proyectos de danza de Carmen Granell.

4 -¿Para qué compañías  y empresas estás trabajando actualmente?

Actualmente trabajo en una obra de teatro, “La Noche Toledana” para la  Compañía Nacional de Teatro Clásico, con dirección de Carlos Marchena y colaboro con Carmen Granell en diversos proyectos de danza en España y Japón.

5- Diseñar el vestuario para la Compañía Nacional de Teatro Clásico es todo un reto, ¿cómo superas los obstáculos del día a día?

Laura Escribano, antigua alumna de Grado en Diseño de Interiores de ESNE
Laura Escribano, antigua alumna de Grado en Diseño de Interiores de ESNE

Desde luego que es un reto, pero hay que tener retos, es lo mejor que a las personas que nos dedicamos a actividades creativas nos puede pasar. En el  día a día lo importante es trabajar muy duro y tener compromiso con lo que haces. Es importante rodearte de gente que tenga los mismos valores de trabajo para que todo llegue al estreno o entrega con éxito.

6 -Estamos ante una verdadera emprendedora, ¿qué aconsejarías a los compañeros que están estudiando Diseño de Interiores en la Universidad?

Más que emprendedora me considero una superviviente más, que es una apasionada de su trabajo. Mi consejo es que absorban todo el conocimiento que puedan de la Universidad y que se esfuercen en perseguir aquello que les motive. El aprendizaje es constante, nunca se acaba, y todo lo que te llevas de las clases es un trampolín  con el que te vas a presentar al mundo, pero solo es eso, una presentación. A partir de ese momento comienza un nuevo camino lleno de incertidumbre y nuevos retos, en el  que te irás abriendo camino según tu trabajo, compromiso, rigor y honestidad.

7 -Y ¿a aquellos que están a punto de finalizar sus estudios?

El mundo está ahora en una transición complicada, y para todos aquellos que estén terminando sus estudios, les aconsejaría que se formasen todo lo posible, tener una mente positiva y sobre todo mucha paciencia, porque pienso que todo el mundo tiene un hueco en el mundo esperándole, pero está claro que hoy por hoy hay que esforzarse mucho más para alcanzarlo. No soy de las personas que quiera quitar la esperanza a nadie, todo lo contrario, uno de los primeros consejos que me dio un profesor de ESNE  nada más terminar la universidad, fue que confiara en mi misma porque soy la persona que más me conoce y mejor sabe  lo que es mejor.