Noticias

1 de Julio de 2013

Laura del Val, exalumna de ESNE, gana el concurso internacional 12th Student Competition

Laura del Val, exalumna de ESNE, gana el concurso internacional 12th Student Competition «Textile Structures for New Building” 2013 en Frankfurt.

Cuéntanos qué premio has ganado y ¿cómo te presentaste?

Se trata de la 12º Edición para estudiantes de «Estructuras textiles para nuevas edificaciones 2013» que está organizado por Techtextil y patrocinado por la Asociación Internacional TensiNet, Se celebra cada dos años en Frankfurt. El concurso tiene por objeto identificar soluciones innovadoras utilizando textiles o materiales con refuerzo textil.

 Javier Tejera, el profesor del taller de Arquitectura Textil (que además ha realizado la fachada y la cubierta textil del chill out de ESNE con su empresa BATSPAIN) ganó el primer premio en 1997 y quería que nosotros no desaprovechásemos la oportunidad de presentarnos, aunque tuviésemos sólo una semana para desarrollar y enviar el proyecto a Frankfurt.

¿Cuántos países se presentaron? ¿y cuántos proyectos?

Se presentaron 10 países diferentes: Alemania, Méjico, India, Reino Unido, España, Hungría, República Checa, Rumanía, Canadá y EE.UU.

Un total de 63 proyectos y cuatro categorías: macroarquitectura, microarquitectura, ecología y estructuras híbridas que es a la categoría que nos presentamos aunque luego nos incluyesen el proyecto en ecología.

 ¿En qué consiste tu proyecto?

La antigua alumna de ESNE, Laura del Val

Uno de los objetivos que nos planteamos

en este proyecto era dar solución a la ausencia de zonas verdes, incluyendo zonas de descanso y de espacio vital como problema existente en

 

 las áreas urbanas, proponiendo una alternativa habitable para los meses más calurosos.

Una estrategia especialmente eficaz de mitigación implicaba la vegetación. No solamente podría refrescar su área más cercana, sino que también podría dar sombra.

Al igual que el estoma como orificio de las plantas propicia el intercambio de aire, regula la luz y el agua, se plantea una estructura híbrida entre vegetación y textil que da forma al espacio necesario tanto individual como colectivo.

 

«Ol invaders» es una estructura a partir de sustrato compacto, que en un futuro dará lugar a una malla vegetal, proporcionando sombra y tamizando el interior. La malla textil primaria sirve de guía, generando también unos flujos de aire y sombra y dando soporte a esa nueva capa vegetal. De esta manera, la ciudad se convierte en un contenedor efímero de actividad y vegetación. La antigua alumna de ESNE, Laura del Val

 ¿Cómo fue la experiencia en Frankfurt?

Era la primera vez que nos presentábamos, Oihana Lasuen mi compañera de master y yo, a un concurso Internacional y ganábamos, eso ya llevaba implícita una ilusión.

Actualmente, las oportunidades que tienen las nuevas generaciones para competir internacionalmente son cada vez más escasas, y el poder participar en este tipo de concursos y ganar, anima a seguir adelante realizando nuevos proyectos.

¿Qué sientes al haber ganado el premio?

Fue una sorpresa, era difícil pensar que podríamos llegar a ser ganadoras, la idea era potente pero fue un proyecto desarrollado en tan sólo una semana aunque con muchas horas de trabajo.

 ¿Crees que saliste de ESNE bien preparada?

Si, pero creo que siempre se necesita un complemento a los estudios universitarios para poder especializarse en lo que realmente interesa.

Dadas las actuales circunstancias del mercado laboral, convertirse en experto en un campo específico mejora la competitividad.

También acabas de desarrollar un proyecto en Roma ¿en qué consiste?

Teníamos que realizar una instalación tecnológica e interactiva. Dentro del taller tecnológico, se desarrolló un proyecto para un muro que permitiese ver la excavación arqueológica que descubría el origen del foro romano, realizado a partir de perfiles de aluminio, cuerda elástica y pantallas interactivas. Antes de la intervención, los visitantes sólo podían asomarse a un  policarbonato bastante deteriorado e intuir el interior.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad que has encontrado para llevarlo a cabo?

La ejecución de un proyecto siempre conlleva unos riesgos y unas dificultades.

El trabajo en equipo ayuda a resolver los problemas que van surgiendo, es importante la compenetración y  saber responder a las tareas encomendadas con ganas y actitud.

 Este verano vas a Nueva York a realizar unas prácticas, ¿a qué estudio?

Me voy a mediados de agosto al estudio de Isidro Blasco. Realizando fotografías de su entorno, de las calles por las que pasa, de los estudios donde trabaja o las casas donde vive y reconstruye los lugares como una sucesión de fotogramas obteniendo un efecto tridimensional.

 

Obtuviste Matrícula de Honor en ESNE, ¿qué proyecto final de curso presentaste?

Escogimos diseñar unas oficinas de moda en la torre BBVA de Sáenz de Oiza.

El briefing dado por el cliente pedía una inexistencia jerárquica en la ordenación de plantas y distribución de espacios, una conexión visual y una alta transmisión luminosa.

El proyecto (realizado con otras dos compañeras) consistía en una topografía hiloidal definida por una malla textil que nacía del techo creando tanto núcleos colectivos como individuales.