Factoría de Talento

07.02.2017

«La Realidad Virtual es el futuro de los proyectos arquitectónicos y de interiores»

«Soy una diseñadora en constante proceso de construcción». Así es como se define una de las primeras graduadas en Diseño de Interiores de España, actitud que en la actualidad le permite dedicarse con lo que siempre soñó; aunque reconoce que no es fácil. «Las tecnologías han cambiado nuestra forma de pensar y las empresas su forma de invertir, por lo que seguir aprendiendo es esencial». Pero eso no es un obstáculo para ella, es más, es una oportunidad. Desde hace dos años lleva formándose en el fenómeno de la Realidad Virtual (VR) aplicada al Diseño Arquitectónico y de Interiores como una nueva herramienta a la metodología de trabajo en las empresas. Mientras, ha tenido tiempo para ganar concursos con sus proyectos: su propuesta de diseño del interior de una de las Terminales del Aeropuerto de Málaga hoy es ya una realidad. Entrevistamos a Victoria García, Graduada en ESNE y una de las jóvenes promesas del interiorismo.

¿Cómo comienza tu contacto con la Realidad Virtual aplicada al interiorismo?

Desde que comencé la carrera, siempre me interesó  encontrar la manera de desarrollar y presentar mis diseños sin necesidad de utilizar el 3D, sin embargo, muchos clientes necesitan que les expliques de manera muy clara cual es tu idea centrándote en la realidad del proyecto y no tanto la parte artística. Por eso, me decidí especializarme en visualización arquitectónica y ahí fue cuando empecé con el tema de la realidad virtual enfocada a la arquitectura y el interiorismo. Es una herramienta muy potente y no fue difícil darme cuenta de que tenía que profundizar más en ella y aprender a sacarle el máximo partido.

¿En qué consiste esta vanguardista herramienta de trabajo?

La realidad virtual es el futuro de los proyectos arquitectónicos. Puede ser utilizada como herramienta de trabajo desde el inicio del proceso de diseño permitiendo habitar el espacio de manera digital para facilitar la fase experimental y de cambios, ahorrando tiempo de trabajo y construcción. Además, el cliente podrá hallarse “dentro” del proyecto y decidir qué le gusta y qué no antes de llevarlo a cabo. Su influencia en todos los sectores a día de hoy ya es enorme y su papel está cobrando cada vez más relevancia ya que aporta un plus diferencial a nuestro trabajo. Es por eso por lo que tenemos que estar preparados para afrontar este reto desde ya.

«Implementar la formación de esta tecnología en el Grado amplía las posibilidades de los alumnos de encontrar un trabajo, además de convertirles en pioneros si son capaces de aplicarla en todos sus proyectos»

Victoria García probando unas gafas de VR

¿Por qué es importante incluir la formación de esta novedosa tecnología en el Grado en Diseño de Interiores?

Hay que ayudar a los alumnos a crear nuevos contenidos y proyectos con un valor añadido, como es la formación en realidad virtual. Incluir esta herramienta supone una mejora en su desarrollo como profesionales, lo que resulta especialmente importante sabiendo que en la actualidad las empresas no sólo buscan técnicos que sepan el funcionamiento de un software, buscan «creativos tecnólogos» que sepan resolver problemas, que sean innovadores y que se adelanten al futuro siendo capaces de analizar, plantear y priorizar el trabajo. Creo que la formación en ESNE dota a sus alumnos de esas cualidades y que implementar esta tecnología amplía sus posibilidades de encontrar un trabajo, además de convertirles en pioneros si son capaces de aplicarla en todos sus proyectos.

Además, la construcción de un modelo 3D para su posterior visualización virtual, requiere de conocimientos arquitectónicos y constructivos que el alumno deberá ser capaz de poner en práctica, por lo que representa un reto a la vez que genera un mayor conocimiento del proyecto que se esté realizando y afianzará lo ya aprendido.

¿Cómo de avanzado está su uso y aplicación en el ámbito profesional?

La realidad virtual evoluciona a pasos de gigante, como todo lo que tiene que ver con la tecnología. Partiendo de la base de que hay muchos métodos de expresión que se engloban dentro de este término (como pueden ser videos, imágenes 360, etc.), creo que su uso es mucho más común en otros ámbitos, como por ejemplo en el diseño y desarrollo de videojuegos, que en el ámbito de la arquitectura. Considero que resulta difícil encontrar proyectos cotidianos en los que se use esta tecnología, ya que su uso suele suponer un despliegue de medios y encarecimiento que sólo se pueden permitir los proyectos a gran escala, como puede ser el Bee’ah Headquarters de Zaha Hadid.