Videojuegos

13 de Julio de 2015

La Industria del Videojuego en España aumenta su facturación un 31%

El empleo en la industria del videojuego ha crecido un 28% en 2014

La facturación del sector supera ya los 400 millones de euros

La Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV), ha presentado hoy el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2015, que incluye los principales datos de la Industria en España.

En el último año, la facturación de la Industria del Videojuego ha aumentado un 31%, superando ya la barrera de los cuatrocientos millones de euros y situando al sector entre las principales industrias digitales nacionales.

Además se ha registrado un aumento en el número de estudios, ya que durante 2014 se han creado 70 nuevas empresas, alcanzando ya la cifra de 400, lo que sitúa a España a la cabeza de Europa en número de estudios de desarrollo.

Todo parecen buenas noticias para el sector de los videojuegos, que podría alcanzar en el año 2018, los mil millones de euros de facturación, triplicando el dato del año 2013.

Madrid (25%) y Cataluña (24%) concentran casi un 50% de los estudios de desarrollo de España, que se caracterizan por tener un perfil emprendedor, ya que el 96% de las empresas tienen menos de cincuenta empleados.

En palabras de Ignacio Pérez Dolset, presidente de DEV, “los videojuegos deberían estar más presentes en la formación, pero para ello debemos aprender a valorarlos”. El retraso de la aceptación de los videojuegos en España, como industria, ha llevado a una demora en la implantación de grados universitarios, siendo ESNE pionera en 2010 en ofrecer el Grado Universitario en Diseño y Desarrollo de Videojuegos.

Otra de las buenas noticias es que el sector de los videojuegos sigue generando empleo, de hecho ha incrementado el número de empleados en un 28% durante el año 2014. Lo más relevante es que el 67% de los empleados poseen estudios superiores (graduados/licenciados), por lo que se trata de profesionales altamente cualificados, con puestos de trabajo estables en su mayoría (60%), lo que garantiza que los videojuegos realizados en España cumplen estándares de calidad muy altos.

El libro completo se puede descargar aquí.