Noticias

20 de Septiembre de 2018

La industria de la animación y los efectos visuales genera el 20% de empleo audiovisual

DIBOOS, Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación, formada por la principales asociaciones del sector AEPA y PROANIMATS, acaba de presentar en la Academia de Cine de Madrid la actualización de su Libro Blanco, en el que se incluye una profunda panorámica de cómo está la industria incluyendo esta vez los efectos visuales.

La Animación tiene un buen presente y un mejor futuro. Así lo ha dejado patente la actualización del Libro Blanco que cada año presenta la Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación su Presidente Carlos Biern. Una excelente oportunidad para hacer una panorámica de la actualidad del sector e identificar cuáles son los retos a los que se tiene que enfrentar la industria.

De entre los diferentes roles que pueden desempeñarse en el sector de la Animación, el más demandado será el de animador. Un 40% de las empresas contratarán animadores, una gran oportunidad para formarse en este ámbito.

El informe arroja datos muy esperanzadores: la industria española de la animación y de los efectos visuales facturó 654 millones de euros en 2017 y empleó de forma directa a 7.450 profesionales. Un documento que también anuncia cifras más que significativas que ponen en valor el peso que este sector tiene en España y aunque por el momento esta industria representa solamente a un 4% de compañías en el campo audiovisual, genera un optimista 20% del empleo y el 9% del total de la facturación registrada.

 

Foto de la presentación oficial del Libro Blanco de la Animación en la Academia de Cine de Madrid
Presentación oficial del Libro Blanco de la Animación en la Academia de Cine de Madrid

Las previsiones para 2020 pasan por superar los 1.000 millones de euros con una tasa media anual de crecimiento del 24 % y alcance los 10.000 empleos directos y llegue a 40.000 profesionales en total vinculados a la industria de la animación. En este sentido, en los próximos 4 años la animación española prevé poner en marcha más de 90 largometrajes, más de 140 series y alrededor de 400 cortometrajes.

Entre los principales retos de la industria se encuentra la incorporación laboral de la mujer (solo un 35%), el acceso de la financiación para el desarrollo de las compañías del sector y la retención del talento, ya que muchos de los profesionales nacionales acaban desarrollando sus carreras fuera de España.