Factoría de Talento

8 de Febrero de 2018

Joyas con diseño, innovación y tecnología

La revolución 4.0 ha llegado para quedarse. La aplicación de nuevas tecnologías de diseño e impresión 3D en los procesos productivos de las empresas, juega un papel muy importante en esta paulatina revolución. Son muchos los sectores que ya se benefician de la fabricación aditiva y la industria de la joyería es uno de ellos. Una precisión del resultado y una considerable reducción de tiempos son algunos de sus beneficios.

Pero hay que tener en cuenta que no es suficiente con la tecnología. Hacen falta y cada vez con mayor demanda, nuevos profesionales que sepan sacar el mayor provecho de estas nuevas tecnologías. Se trata de perfiles como Andrea Martín, alumna de tercer curso del Grado en Diseño de Producto de ESNE: una combinación de formación especializada y creatividad capaz de entender esta revolución, identificar necesidades y transformar los procesos de diseño y producción en cada proyecto.

El mejor ejemplo es emotion, la colección de joyería que ha diseñado esta joven talento para Ciclón, empresa española de fabricación artesanal de joyas como un complemento en el mundo de la moda. Un proyecto que nace gracias a la beca formativa que Andrea ha podido disfrutar hace unos meses y donde ha conseguido que su primer trabajo profesional se esté comercializando internacionalmente.
Andrea Martín, alumna de tercer curso del Grado en Diseño de Producto con joyas ciclón

 

Las tecnologías de diseño e impresión 3D juegan un papel muy importante en la industria de la joyería

«En Ciclón me han dado la oportunidad de estar presente en un proceso real de diseño sintiéndome participe en todas las fases de producción y se han valorado algunas soluciones que he aportado en relación a las piezas de la colección». Un conjunto de ocho diseños de joyería que aúnan innovación y tecnología y que tienen el sello creativo de Andrea Martín, un nuevo caso de éxito de la Factoría de Talento de ESNE.

«Una vez los bocetos definidos, la fase más larga fue la de modelado 3D ya que era la manera de “bajar a tierra” los bocetos previos». Durante las fases de pre producción se realizaron varios prototipos con una impresora 3D de resina, que posee un acabado mucho más fino que una impresora 3D común: «Con este prototipo por primera vez pudimos percibir las proporciones reales de las piezas», comenta la alumna de Diseño de Producto, un claro ejemplo de como la incorporación de las nuevas tecnologías en el proceso permite economizar tiempos, presupuestos y anticipar posibles errores antes de su producción.

 

La idea de la colección emotion parte de unificar conceptos de joyería clásica con formas más modernas. Esta fase de inspiración empezó unida a conceptos como lágrimas. Lineas finas y concretas determinan esta colección dejando atrás el carácter más orgánico de la marca.