Noticias

19 de Noviembre de 2019

Éxito de las alumnas de ESNE en la Pasarela Campoamor

El 15 de noviembre tuvo lugar la tercera edición de la Pasarela Campoamor donde participaron estudiantes de ESNE Asturias.

Se mostraron las colecciones de referentes de la industria como Ulises Mérida, María Lafuente y Agatha Ruiz de la Prada.

El Teatro Campoamor de Oviedo albergó el pasado 15 de noviembre la última edición de la Pasarela Campoamor, donde se reunieron algunos de los mejores diseñadores de nuestro país. Además de las firmas ya consolidadas en el panorama nacional, los asistentes pudieron ver los trabajos de las alumnas de la Carrera Universitaria de Moda y Textil de ESNE Asturias.

En el desfile se pudieron ver las últimas tendencias de cara a la próxima temporada de primavera-verano de importantes figuras del sector como Ágata Ruiz de la Prada y sus modelos llenos de color, Ulises Mérida, con sus prendas amplias y vaporosas, los vestidos de novia del diseñador Josechu Santana, y una colección desenfadada con vestidos por encima de la rodilla y botas camperas de María LaFuente. El espectáculo superó las expectativas del público que abarrotó la sala al mostrar lo mejor de cada diseñador.

Las creaciones de los diseños de las alumnas recorrieron los pasillos centrales y laterales del patio de butacas.  Las colecciones, Assertio, de Ana Antuña; Hass, de Cristina Velasco; Kurunaisa, de Laura Marcos; Tepandi, de Yocelyn Amestoy; Moonwalk, de Noelia Fernández; Liebe, de María Miranda, Hágase tu voluntad, de Carla Herrero, Meine Marlene, de Claudia Álvarez, Dear Annie, de Iris Escanlar y Garabartos de Inés Suárez, arrancaron los aplausos en cada propuesta dejando claro que hay cantera de diseñadores.

En esta ocasión la Pasarela Campoamor hizo un guiño al mundo de la lírica gracias a la colaboración de la Ópera de Oviedo y el decorado de “Un ballo in maschera”. Además, todos los desfiles contaron con música en directo, jazz, rock y clásica de los años 80 y 60, y ritmos como la bossa nova o la melodía francesa que, junto con las voces de los coros infantil y juvenil de la Fundación Princesa de Asturias, crearon una atmosfera llena de magia.

Fotografías de Alex Piña