Noticias

23.02.2021

ESNE celebra el IV Pitching de Series de Ficción para TV organizado por el Grado en Diseño Multimedia y Gráfico

El Grado en Diseño Multimedia y Gráfico de ESNE ha sido el encargado de organizar el IV Pitching de Series de Ficción con el que culmina la asignatura “Storyboarding y Guión aplicado”, impartida por los docentes Raúl San Julián y Rubén Buren, y que supone una oportunidad única para los alumnos de la Escuela.

Un tribunal de profesionales conformado por miembros de la Agencia de Contenidos Audiovisuales IZEN y de Movistar+, fueron los encargados de evaluar los más de 60 proyectos originales de los alumnos.

El objetivo es que los estudiantes puedan llegar a ser seleccionados para desarrollar en televisión la primera temporada de su serie de ficción, como ya ha ocurrido en otras ediciones, en las que más de una docena de proyectos fueron seleccionados para ello, estando incluso algunos en proceso de construcción o venta, como por ejemplo “Idiots and clown” de la alumni Leonor Jiménez; “Shevi”, de la alumni Carla Goldstein o “Chivatos” del alumni Álvaro Fernández “Wonka”.

En esta edición, por el momento se han preseleccionado 19 de los 60 proyectos presentados, tan dispares como la comedia “Not a Match” de Julia Martín; los dramas “Path” de Tatiana Silva, “Mucha mierda” de Marina González o “Dentro de Casa” de Elisa Paolis; los thrillers “Número Oculto” de Andrea Díaz, “El nido de la Araña” de Pablo García Robla o “El Último Verano” de Luis Gutierrez, la road movie “Improvisando” de Irene Bermejo; la obra filosófica y experimental “Morphia” de Tristán Alcover; la bizarrada “Movida a medianoche” de Carlos Julián; la distopía “2054” de Carine Nonnast; el terror en “De Madrid al Infierno” de Cristina Canelo; la vida al límite de los artistas en “Toby” de María García, “Vega” de Carlota Uriarte o “Sold Out Dates” de Javier Urritia; la aventura juvenil de “Hijos del destino” de Blanca García; lo paranormal de “Mi último sueño” de Cristina Pinilla; la nostalgia de “En otra parte” de Alicia Sánchez” o el trauma de “La otra cara” de Ane Arana.