Noticias

26 de Febrero de 2013

Entrevista a Raúl San Julián, creador de Angelitos Negros

Raúl San Julián, profesor en el Grado de Diseño Gráfico y Multimedia de ESNE y miembro del equipo de coordinación de esta carrera universitaria, es el creador de Angelitos Negros, un cortometraje que ha obtenido varios premios y ha quedado finalista en más de 20 festivales nacionales e internacionales. Nuestro profesor combina sus labores en la docencia con otras pasiones como la poesía, la dramaturgia, la actuación y la dirección  de cine y teatro. Todo un talento que aporta grandes conocimientos y aspiraciones a sus alumnos.

¿Cómo surgió la idea de crear este cortometraje?

El corto surge como una denuncia en clave de humor negro, al trato que le damos al inmigrante y a la necesidad del encuentro real entre personas como única forma de construir otro mundo más justo. A partir de dicho análisis surge un guión de ficción, y un equipo que trabaja para ponerlo en práctica. Curiosamente desde el principio se fue preparando y diseñando este guión dejando zonas “ciegas”. ¿Por qué? Nuestra idea fue no solo rodar un cortometraje, sino rodarlo para exhibirlo enmarcado en un acto de debate posterior intenso con la participación del público. Para este acto, que nos ha permitido que el corto lo hayan visto en una butaca (o una silla) más 10.000 personas (todo un record para un cortometraje), se rodaron escenas que voluntariamente no estarían en el montaje final del corto, pero que si aparecerían sorpresivamente en el acto posterior. Por eso más que un corto Angelitos Negros, es un proyecto. Esa singularidad nos ha permitido, por ejemplo, volver este año al FCAT por tercer año.  Uno de los festivales de cine africano más importante de Europa ha querido contar con nuestro proyecto para dinamizar los espacios infantiles y juveniles, tomando nuestra historia de ficción como una excusa para debatir sobre problemas y situaciones graves que es necesario poner encima de la mesa.

¿Tuviste algún apoyo financiero?

Un grupo de cinco amigos pusimos un dinero para que el proyecto fuera posible. Y lo fue. Angelitos Negros surge de una necesidad. Acababa de salir a la luz la verdad sobre los cupos de detención de inmigrantes en Madrid, una inmigrante se había suicidado en el CIES de Alucangelitos negroshe. Ante todo ello. ¿Cómo esperar? ¿Por qué? Angelitos Negros en su construcción y en su génesis tiene más que ver con el cine militante que con otra cosa. Y a pesar de ello, tanto a nivel educativo, como cinematográfico, como social, el corto ha funcionado muy bien. Una de las claves de dicho éxito, es que está expuesto como una fábula amable en tono de humor. En el corto participaron directamente más de 50 personas a través de nuestra productora Minotauro Producciones S.L. Con el apoyo logístico, técnico y humano de Teatro Mágico; la Escuela de Cine y Audiovisuales de Madrid (ECAM), así como vecinos y comerciantes del barrio de La Latina. Además, el corto se enmarca dentro de un proyecto educativo del que formaba parte en aquel momento, a través del Teatro de la Escucha, escuela de teatro social, fundada y dirigida por Moisés Mato y que de alguna forma fue tutorizando gran parte del proceso del guión del corto y del acto.

 ¿Cómo fue la experiencia? Y ¿ante que problemas te enfrentaste?

El corto lo escribí en el invierno del 2006, lo rodamos en Enero del 2008, lo estrenamos oficialmente en Marzo del 2009, y hasta hace unos meses hemos estado recogiendo sus frutos. La experiencia ha sido maravillosa y ha superado con creces nuestras expectativas. El rodaje se prolongó tres días de Enero del 2009 en el centro de Madrid. Los interiores se rodaron en la casa particular de una amiga, la cual cogió un resfriado para dejarnos rodar. Los momentos más complicados y hermosos se produjeron en la calle. Un día, mi socio y productor Alberto Chacón había quedado con un actor africano que tenía que interpretar un pequeño papel como mantero en la plaza de Lavapiés. Alberto espera y el actor no llega. Pasa una hora, y tenemos que rodar…Alberto improvisa y mira a su alrededor. Busca entre las docenas de africanos que pasean por la plaza y escoge a uno: Babacar Ndaiye. Tras aceptar el papel, Babacar, senegalés de 55 años, nos contó su historia y sin comerlo ni beberlo, él mismo se convierte en uno de los ejes centrales del proyecto. A pesar de llevar en España 20 años, y haber sido presidente de varias asociaciones africanas en España Babacar había vuelto voluntariamente a vender mercancía en la calle, tras sufrir la “incapacidad” de la administración de entender y querer solucionar el problema de África y de los africanos.

Al final un problema de castingse convirtió en una de las esencias de todo el proyecto. Este encuentro unió además a todo el equipo y nos permitió llevar el rodaje de otra forma. Sin embargo los mayores problemas de este proyecto no se dieron en la producción, sino en la postproducción. Tuvimos muchos problemas para encontrar a las personas adecuadas para la edición, la postproducción digital y la composición de la banda sonora original. Tras varios intentos fallidos y muchos meses de retraso, encontramos a las personas indicadas, que realizaron un trabajo espléndido, entre ellos, el estupendo músico y compositor de jazz Richard Krull.

ABRIL- angelitos negrosCuéntanos brevemente el cortometraje.

Ángel un anciano español, triste y solitario descubre mediante un anuncio de televisión la existencia de Teleinmigrante, una agencia de venta de inmigrantes a domicilio. Los problemas comienzan cuando tras la llegada del pedido, Ángel es consciente de que le han enviado un negro, desnudo, miedoso y que no sabe hablar su idioma. Si al principio la relación entre Ángel y el africano (Amadou) es tiránica, ambos acabarán encontrando en el otro, un nuevo hogar.

¿Cuál es tu experiencia como profesor en ESNE?

Empecé en este centro en Octubre del 2010 como profesor de Comunicación Audiovisual junto a mi amigo y compañero Tomás Gimeno. En este centro me he desarrollado profundamente como educador. A pesar de poseer ya una experiencia previa como tal, en ESNE he tenido la inmensa fortuna de dar clase a futuros diseñadores y comunicadores que ya están desembarcando en el mercado con un inmenso talento. He ejercido la docencia en diversos centros con distintos y variados perfiles. Dicha experiencia me ha enseñado que cualquier ser humano tiene una enorme capacidad creativa y que el cine se adapta perfectamente a la sensibilidad humana de contar historias. Sin embargo en ESNE, ha dicha capacidad se le suman unas riquísimas referencias visuales y artísticas de los alumnos, otorgándole a sus proyectos una pátina artística, más estética y más profesional que lo que suele dejar un trabajo de estudiante. Volviendo a mi trabajo como docente. En resumen, mi paso por ESNE me ha permitido comprobar ciertas teorías previas sobre la pedagogía cinematográfica y me ha forzado a trabajar día a día para estar a la altura de mis chicos. Mi caballo de batalla, y el de gran parte de nuestros profesores, es introducir la ética en el trabajo. Yo no quiero que mis alumnos sean los mejores artistas o artesanos del mundo. Al mundo le sobran artistas y artesanos decentes. Yo sueño con que mis alumnos sean los mejores artistas y además tengan una ética. Que no solo triunfen como emprendedores y profesionales sino que ayuden a que esta profesión y este mundo se enriquezcan humanamente.

¿Cómo fomentas el talento de tus alumnos?

Creando un espacio público donde a los alumnos se les diera un reconocimiento. De esta forma nació Feelmotion, un homenaje al talento de nuestros alumnos y a la capacidad de nuestro equipo docente para que salga a flote. Un festival que nació el año pasado y que ya estamos preparando su segunda edición para este año,  y del que estamos muy orgullosos.

-¿Cómo ves el futuro del diseño multimedia?

Es un campo que está modificándose y expandiéndose enormemente. Y como cualquier fase de evolución, conlleva momentos críticos, donde hay elementos que desaparecen, otros que nacen y otros que se reciclan. Hace una década la publicidad seguía en manos de las agencias y las centrales de medios. En la actualidad éstas se encuentran en pleno retroceso. Por otro lado internet ha abierto un mundo nuevo…En resumen: estamos en una época de transición. Lo que está claro es que nuestro plan de estudios permite formar profesionales con una capacidad multidisciplinar que encaja con dicho momento histórico. Cuando llegué aquí hace tres años, recuerdo pensar que Diseño Gráfico y Multimedia eran términos no opuestos, sino distintos. En la actualidad me doy cuenta de mi error. La industria multimedia, audiovisual y gráfica convive diariamente en el mercado y, a su vez, cada vez están más cerca de industrias con tanta fuerza como la del videojuego y la animación. El futuro de los jóvenes va a jugarse en un terreno que, creo, nosotros conocemos. Los futuros diseñadores tendrán que tener una formación multidisciplinar, siendo capaces de realizar una identidad corporativa, diseñar una revista, retocar una foto, hacer un plan de empresa, realizar y editar un spot, registrarlo, animar una entradilla de televisión, diseñar una web o una red social o ilustrar un cuento infantil.

¿Qué opinan los estudiantes de esta área como salida profesional?

En general estamos ante grados muy vocacionales. Como ya he dicho, el plan de estudios se creó y se adapta en función del análisis del mercado y de la mejor oferta formativa internacional. Como es lógico en el primer curso los alumnos llegan con una preferencia. Lo normal es que esa preferencia se amplíe a otras, y que al terminar el grado, sean capaces de atender a la variedad de oficios que ya se le exige a un diseñador en el mercado. Si bien es cierto que nuestros alumnos sufren periodos de incertidumbre ante el camino a elegir, se van dando cuenta de que las bases del grado son tan firmes que son capaces de enfrentarse a cualquier reto que les imponga el mundo laboral. En general, diría que la gran mayoría tienen carácter de emprendedores. Que no nos extrañe que en un futuro no muy lejano, sean ellos los principales responsables del crecimiento cualitativo y cuantitativo de nuestro oficio.

Raúl San Julián, imparte la asignatura de Comunicación Audiovisual en 2º y Storyboarding y Guion aplicado en 3º curso del Grado en Diseño Gráfico y Multimedia. Además  forma parte del equipo que está gestionando la puesta en marcha del Grado en Cine de Animación. En la actualidad compagina la paternidad, la docencia en ESNE en el Grado de Diseño Multimedia y Gráfico, mientras prepara la realización de su siguiente cortometraje. Además se está doctorando en Comunicación Audiovisual por la Universidad Camilo José Cela.

Todo un profesor de la cabeza a los pies con mucho talento que aportar.

Angelitos Negros (HD, 18 min, 2009)

Se estrenó en el Festival de Cine Africano de Tarifa (FCAT 2009). Este cortometraje ha sido Nominado como Mejor Ópera Prima en el Festival Internacional de Cortometrajes de Barcelona 2010. Obtuvo una Mención especial en el Festival Florencio Varela 2010 (Argentina). Ha sido Primer Premio en el Festival Nacional de cortometrajes de Alcorcón 2011, además de finalista en más de 20 festivales nacionales e internacionales etc…

Ha sido recomendada en los libros de texto de Educación para la Ciudadanía (Ed. Teide) durante el curso 2010/2011.

 Puede verse el trailer original del corto en:

http://vimeo.com/3641375