Noticias

9 de Febrero de 2009

Ecografía de un videojuego

Desde el martes 20 de Enero a las 18.00 quedó inaugurada la exposición SVMRes, Ecografía de un videojuego, expuesta en la Sala de Exposiciones del Jardín Botánico de la Complutense, hasta el 19 de Febrero.
Horario: 11:00 a 14:00 h. y de 16:00 a 19:00 h.

En esta exposición pretende dar a conocer a los visitantes los procesos de trabajo involucrados en la producción de un videojuego. Por un lado a través de imágenes pintadas (también llamados Concept Art o Concepto Artístico) ,que es habitualmente el primer paso del equipo de producción, y por otro, usando infografías de gran formato, en las que se representa el trabajo de modelado 3D, texturación e iluminación de los diferentes elementos de un videojuego (personajes, objetos y escenarios). Esto permite ver claramente las fases de construcción de esta realidad virtual y alternativa que son los videojuegos.
Además se pretende involucrar de forma inmersiva a los visitantes permitiendo que puedan navegar el espacio y jugar al menos a una de las fases.
Como conclusión se utiliza el hilo musical de la sala para reproducir la Banda Sonora del Videojuego y efectos de sonido propios del mismo.

SMVRES es un juego colaborativo, es decir, hecho por un grupo de colaboradores voluntarios y creado íntegramente con herramientas libres.

Sus creadores nos dicen:

En nuestra filosofía de trabajo hay una reflexión sobre cuestiones como la asignación de roles de género, la violencia y el uso del disparo como acción primitiva recurrente en el videojuego. Es por esto que a los personajes (avatares) que representan a seres humanos no se les puede dañar físicamente (virtualmente), los enemigos en el videojuego son representaciones no humanas de robots y máquinas y planteamos dentro del grupo de discusión del videojuego métodos de jugar que no impliquen destrucción ni del entorno ni de otros objetos. Dentro de esta reflexión ponemos también de relieve el papel perpétuo de los videojuegos comerciales que asignan papeles dicotómicos víctima-verdugo sobre los que no deseamos que se base nuestro videojuego.