Premios

20 de Enero de 2020

David Rodríguez, Premio Nacional de Moda de ANDE

Su colección “Y el verbo se hizo carne” ha sido la premiada entre las 19 propuestas participantes.

Los Premios Nacionales de Moda de la Asociación de Nuevos y Jóvenes Diseñadores ha celebrado su 34 edición.

El asturiano David Rodríguez, graduado en Diseño de Moda en ESNE, se ha alzado con el Premio Nacional de Moda de la Asociación de Nuevos y Jóvenes Diseñadores (ANDE) con “Y el verbo se hizo carne”, una colección que cuenta con prendas inspiradas en el luto del Siglo de Oro y que otorgan un gran protagonismo a la figura de las viudas, las manolas y plañideras.

Con tan solo 23 años, este asturiano acudió al certamen, celebrado en el edificio de la Torre de Cristal de Madrid, en representación a su comunidad autónoma tras ser seleccionado previamente en el concurso gijonense de Adymo, la Asociación de Diseño y Moda de Asturias, y ha competido con otras 18 propuestas que han resultado ganadoras en concursos propios de cada comunidad autónoma, incluida Ceuta y Melilla.

La propuesta de David se ha ganado el reconocimiento del jurado, compuesto por expertos de la industria a nivel nacional, por su originalidad y por su puesta en escena que, además de una potente introducción a través de un fashion film, comenzó con una saeta, algo que captó la atención del jurado y los asistentes desde el primer minuto.

Mantillas, peinetas, gasas y volantes en tonos blancos y negros son los protagonistas de su desfile. David ha declarado sobre su colección “Y el verbo se hizo carne”: «Es una frase de las Sagradas Escrituras y yo la he entendido como que todo los pensamientos e ideas que tienes se hacen realidad, y es lo que ha pasado con esta colección. Está inspirada en la tradición del luto durante el Siglo de Oro español, es una época oscura y con una imagen muy potente visualmente y quería ensalzarlo. Mi intención era, de alguna manera, elogiar el papel de las manolas, las plañideras y las viudas, empoderarlas como mujeres fuertes y libres y quitarles el lastre de la muerte de su marido. Por eso mi colección solo tiene dos colores, el blanco y el negro, en muchos matices y texturas, pues utilizo el negro en telas como el dupión de seda, paño de lana o terciopelo. Los diseños tienen siluetas que están inspiradas en diseñadores del siglo XX como Christian Dior o Cristóbal Balenciaga, que eran muy buenos obteniendo volúmenes y eso se refleja en mi trabajo desde mi punto de vista».