Noticias

28 de Noviembre de 2013

David Huertas, de 4º de Gráfico, presenta en BID su proyecto editorial

ESNE ha participado en diversas actividades en el ENCUENTRO BID 2013 de Centros de Enseñanza de Diseño, que es una plataforma de encuentro, debate y coordinación de la comunidad Iberoamericana de Centros de Enseñanza del Diseño, convocado por DIMAD dentro de la Zona de Encuentro de la Bienal Iberoamericana de Diseño (BID). Una de ellas ha sido de la mano de David Huertas, alumno de la carrera de diseño multimedia y gráfico, que nos cuenta su experiencia.

David Huertas, finalista en BID_EST
David Huertas, alumno de Grado en Diseño Multimedia y Gráfico de ESNE y finalista en BID_EST

¿Qué has presentado en el BID?

He presentado «30 memorias de un calendario vacío«, un proyecto editorial experimental que recoge de forma introspectiva y personal toda una serie de reflexiones diarias, en torno a la cotidianidad y el diseño, en un periodo de treinta días sin ningún tipo de contacto con internet.

 

¿Cómo ha sido la experiencia de participar en el BID?

¡Fugaz! como las estrellas, pasan rápidamente cuando menos lo esperas y brillan. La verdad es que no he tenido tiempo de pensar después de lo rápido que ha sido todo. Se me presentó la oportunidad de participar en el BID, preparé la presentación del proyecto tan rápido como pude y sólo un par de semanas después ya me dieron la noticia de que era finalista. Es sorprendente que un proyecto tan personal pueda llegar a tener esta proyección. Todo un orgullo también estar junto a muestras de estudiantes de otros países y ciudades españolas que mostraron mucho nivel y preocupación por el diseño.

 

Has quedado finalista, cuéntanos algo más sobre tu participación.

Me han otorgado una mención como finalista en la categoría «Gráfico y comunicación visual» en la muestra de estudiantes del BID.

BID_Est es un encuentro enfocado a la enseñanza y la preocupación del diseño en España e Iberoamérica. En este encuentro se planteó un concurso donde 69 escuelas de diseño iberoamericanas y españolas participaron con los mejores proyectos de estudiantes de diseño. Proyectos que se habían desarrollado en las escuelas. En mi caso, previamente este proyecto fue matrícula de honor en taller de proyectos editoriales.

El encuentro está dirigido fundamentalmente a estudiantes. Se fomenta la pedagogía del diseño y la preocupación por la cultura. Personalmente creo que son dos factores que incumben tanto a profesionales del diseño como a estudiantes (que no dejan de ser futuros profesionales).

 

¿Cómo surgió la idea de realizar el libro?

Pues la idea parte de una preocupación personal y como consecuencia de una serie de problemas emocionales que rondaban por mi mente. El diseño y mi vida personal van en paralelo, así que como tuve libertad para desarrollar el proyecto editorial que quisiese, traté de enfocar esta serie de problemas personales como un problema de diseño. Digamos que el briefing estaba definido por el conjunto de mis problemas personales y la solución se resolvió en un proyecto editorial. Todo fue una necesidad interior.

 

30 memorias de un calendario vacío. David Huertas
30 memorias de un calendario vacío. David Huertas

¿Dé que trata?

El libro fundamentalmente presenta tres temas:

– La importancia de las conversaciones «humanas» (alejadas del mundo pantalla).
– La cotidianidad de un diseñador (sin internet)
– La esencialidad de la identidad personal y la esencialidad del diseño.

Con motivo de tener un contacto más cercano con la realidad (sin internet) el libro recoge treinta memorias reflexivas que responden siempre a cinco cuestiones:

– Conversación esencial del día.
– Observación esencial del día.

– ¿Qué he aprendido de mí?

– ¿Qué he aprendido del resto?

– ¿Qué quiero cambiar?

Todas estas memorias concluyen con una cita esencial que posteriormente se llevaron a un panel gráfico, creando así toda la narrativa visual del objeto libro.

 

¿Te has encargado tanto del diseño, maquetación… como de redactar su contenido…?

Sí, la premisa del libro fue intentar ser lo más honesto posible tanto en contenido, como maquetación y diseño. La verdad es que nunca se me había pasado por la cabeza escribir un libro. Lo mío es el diseño y no la escritura, pero como mencioné antes, todo surgió de una necesidad interior.

 

30 memorias de un calendario vacío. David Huertas
30 memorias de un calendario vacío. David Huertas

¿Por qué decidiste estudiar el Grado en Diseño Multimedia y Gráfico en ESNE?

La verdad es que Mikel Ortega, graduado en la misma carrera por ESNE, me motivó mucho en «AULA» cuando me presentó la carrera y casi que entré de sopetón. Yo quería estudiar comunicación audiovisual pero vi que esta carrera me ofrecía esto y muchas más posibilidades. Así que un poco inesperadamente encontré mi vocación.

 

¿Cuál es el área del diseño que más te gusta?

Me apasiona el diseño editorial sobre todo por las infinitas narrativas que puedes ofrecer con los objetos o soportes. El diseño editorial está presente en multitud de objetos, libros, portadas de discos, branding, páginas web, etc.

David Huertas, finalista en BID_EST
David Huertas, alumno de Grado en Diseño Multimedia y Gráfico de ESNE y finalista en BID_EST

¿A qué te gustaría dedicarte cuando termines la carrera?

Ahora mismo, aun estudiando, trabajo de forma freelance con proyectos multidisciplinares de diseño gráfico. Pero en un futuro me gustaría que me contratasen sobre todo para pensar, es decir, trabajar en la dirección creativa o la dirección artística en un estudio o agencia de diseño multidisciplinar.

Los interesados podéis leer las conclusiones de «30 memorias de un calendario vacío« en este enlace con la publicación digital:

http://issuu.com/esne/docs/conclusiones_finales