Noticias

30 de Mayo de 2017

Cortometrajes que ayudan: diez miradas contra el bullying o la adicción a la tecnología

La responsabilidad de la Universidad no debe consistir solamente en formar profesionales, sino también personas, educar diseñadores responsables y comprometidos con la sociedad. Es imprescindible porque formar implica no solo una acumulación de conocimientos sino además una actitud frente al diseño. Pensar el diseño desde su capa superficial y extrema sería reducirlo a un simple ejercicio estético. Diseñar debe tener otra misión e ir mas allá: ayudar, resolver, replantear y mejorar.

Con esta intención y desde hace dos meses, los alumnos de tercer curso del Grado Oficial en Diseño Multimedia y Gráfico, están desarrollando ideas originales para la creación de cortos comerciales para Grupo 5, una Fundación que agrupa diversos organismos de carácter social con más de 30 años interviniendo en la mejora integral de los colectivos más vulnerables. Enmarcada en la asignatura Storyboarding y guión aplicado, los futuros diseñadores gráficos han podido aportar nuevas perspectivas a problemas o situaciones actuales tan complicadas de comunicar y empatizar socialmente. 

 

foto de Cortometrajes contra el bullying o la adicción a la tecnología

 

Así, ante un tribunal de profesionales y representantes de la Fundación, cada alumno tuvo un minuto para seducir con sus historias de ficción y ser uno de los diez proyectos seleccionados para ser financiados y supervisados por el grupo de comunicación y publicidad Espacio Compartido. Diez proyectos, diez miradas, que ya se encuentran en fase de preproducción con el asesoramiento de los reconocidos creativos publicitarios Axier Salazar y Mónica González.

Los proyectos seleccionados ahondan en el bullying, desde la óptica de las víctimas (“Cocinitas” de Marina Álvarez); desde los cómplices silenciosos (“Inmovil” de Carmen Vicente) o desde las huellas que deja en los adultos el acaso escolar (“Crecemos” de María Albillos y “Kids, these days” de María Cano). Otros proyectos navegan por el complejo universo de la esquizofrenia (“Las historias increíbles” de Nicolas Colman), el autismo (“El regalo” de Cristina Palacios) o el Síndrome de Down, en este caso con un toque de humor (“The date” de Fátima Tamayo). Por último, también hay espacio  para las personas sin hogar (“Midnight” de Sarah Rodriguez),  los nuevos trastornos familiares que causa la tecnología (“Llamada de atención” de Cristina Giménez) o los esfuerzos de la inmigración para integrarse a una cultura ajena a la suya (“Karim” de Jorge M. Masedo).

 

Foto de Cortometrajes contra el bullying o la adicción a la tecnología