Noticias

15.02.2018

Casa Decor 2018: el reto creativo de los alumnos de Interiores

Por tercer año consecutivo, ESNE se convierte en la única Escuela Universitaria de Diseño de Interiores que participa junto a profesionales y empresas del sector en la exposición de interiorismo más exclusiva de Europa.

Un punto de encuentro confortable e informal para sentarse. Un entorno de relax, en el que detenerse para recargarse de energía. El lounge principal de la 53ª Edición de Casa Decor es el ejemplo perfecto de como transformar un espacio a través del poder de la pintura. Este ha sido el nuevo reto creativo al que se han enfrentado los alumnos de los cuatro cursos del Grado en Diseño de Interiores de ESNE: diseñar y construir el espacio para Procolor.

Un proyecto que los futuros diseñadores de interiores llevan trabajando durante semanas con su implicación en todas las fases del proceso. «Casa Decor es el mayor evento de diseño de interiores de España. Diseñar y construir un espacio pone a los alumnos en contacto con la realidad de su sector. No solo les sirve para aplicar los conocimientos de las aulas, sino también para prepararse para retos futuros y relacionarse con los profesionales y marcas más relevantes del diseño», afirma María Antón-Barco, coordinadora del proyecto y directora del Grado en Diseño de Interiores de ESNE.

El laboratorio de fabricación digital de la escuela ha permitido dotar de una dimensión tecnológica al espacio fabricando una pared de muestras de distintos materiales mecanizadas con una cortadora láser. Los elementos que completan el espacio, como el jarrón de gran formato, han sido impresos con la tecnología 3D más avanzada.

El espacio ha contado con la colaboración de ACTIU (pieza central de mobiliario) FLUVIA (luminarias) SIMON (mecanismos de iluminación) FINSA (material de la pared de muestras) VIVES CERÁMICA (suelo cerámico) NMC (molduras) y EL PRESENTE PERFECTO (serigrafías originales).

Espacio Procolor realizado por ESNE en Casa Decor 2018

Lobby Palo de Rosa | Espacio Procolor by ESNE

No somos conscientes del poder de la pintura para transformar los espacios en los que vivimos y trabajamos.  Este proyecto nace de la inquietud por transmitir la capacidad cambiante de la luz y el color en nuestros hogares y su poder terapéutico.  El sistema de regulación de iluminación permite experimentar los cambios en nuestra percepción de los colores a través de un potente camino de luz.

El tono elegido para el espacio Procolor es el palo de rosa: sutil, cálido, que se inspira en las cualidades táctiles de la madera natural y el cuero, brindando comodidad  y sosiego en un mundo cada vez  más rápido.

La combinación de iluminación, texturas, colores y formas transforma este lobby en un entorno de relax, en el que detenerse para recargarse de energía. Un punto de encuentro confortable e informal gracias a los elementos modulares de la pieza central de mobiliario,  su sencillo diseño y estética amable invita a sentarse.