Factoría de Talento

5 de Julio de 2017

ÁCRATA, cuando el arte se convierte en moda

Ácrata, etimológicamente, lleva implícita una mirada crítica. Bajo esta premisa inspiradora nace una marca de moda, pero que en realidad es mucho más que eso. Es la concepción arquitectónica y conceptual de creaciones que definen una intención artística, un espacio creativo donde el arte de transforma en moda.  Una firma artesanal de marroquinería de alta gama caracterizada por su visión transgresora, por ir más allá de lo puramente estético.

Y fue en la búsqueda de la profundidad en el discurso de sus creaciones lo que motivó a Víctor Gimeno, director de la marca y graduado en Diseño de Moda en ESNE, a crear ÁCRATA, para romper con lo establecido, apostando por la calidad, por el diseño handmade, por la exclusividad. Fabricados en España y siguiendo la tradición artesana, el resultado son pequeñas obras de arte con patrones arquitectónicos, como seña de identidad de la firma.

 

Los primeros productos -bolsos, mochilas, clutches y tarjeteros- que en una primera fase se podrán adquirir a través de la página web de la firma acrataofficial.com , se incorporarán a tiendas físicas el próximo mes de septiembre. Los bolsos de ÁCRATA están disponibles en cuatro tamaños, para ajustarse a los distintos gustos y necesidades de sus consumidores, sin una intencionalidad predeterminada, ni predefinida en cuanto al género de sus consumidores, agenéricos.

La gama cromática para los primeros modelos se mueve desde los colores neutros como el blanco y el negro, al gris grafito y el azul ártico. Concebidos con una clara concepción atemporal, los objetos están impregnados con la filosofía de la marca, que busca convertir el vestir en una obra de arte en movimiento.

«La necesidad ya no es el motivo que nos lleva a escoger las prendas con las que decidimos vestirnos». Esta es la propuesta de ÁCRATA, un producto made in Spain que se diferencia por su discurso, por diseños únicos y piezas diferenciadoras. Una aventura emprendedora de un joven diseñador valiente, creativo y con la intención de hacer las cosas diferentes, diferenciadoras.